Lenguaje

Porque hay veces en las que queremos tanto llamar la atención de Dios con palabras, con nuestros “talentos” o “dones”, y al final de todo… nos damos cuenta, que no hay nada que llame más su atención que nos postremos

Leer Completo